La cara tras los fotógrafos de moda más influyentes

La fotografía como herramienta publicitaria se redefinió a sí misma con el amanecer de la industria de la moda. Éstos son algunos de los fotógrafos cuyos trabajos aún perduran tras infinidad de etapas, tendencias y cambios en el negocio y el arte de la moda, además de algunos de los artistas que están actualmente abriendo territorio en el ámbito creativo de la fotografía publicitaria de moda.

Todos ellos inspiran hoy a fotógrafos, estilistas y diseñadores, y se han convertido en un referente indispensable tan ligado a la moda como el alfiler y el hilo de coser.


Autoretrato para Lavazza

Annie Leivobitz

Estadounidense, Annie Leivobitz comenzó su carrera alternando su obra personal con la fotografía de retratos para las portadas de revistas como Rolling Stone. Actualmente se dice que es la fotógrafa mejor pagada del mundo, y la lista de celebridades, trabajos y campañas realizadas es interminable.

Aunque su trabajo no se centra en la fotografía de moda, es tal la influencia que ejercen sus obras que no hay diseñador que se resista a vestir a sus modelos. Los rumores dicen que la Reina Isabel II se enfadó cuando Annie le pidió que se quitara la corona para su retrato, ¿no hubiera sido una fotografía realmente simbólica?


Autoretrato

Cecil Beaton

Comenzó retratando a sus hermanas a los 11 años, y terminó constituyendo un icono de la fotografía de moda y de celebridades. Fué un amante del cine y el teatro, y de hecho su carrera siempre estuvo vinculada también al diseño de escenarios y de vestuario; incluso debutó como actor. A los 23 años ya realizaba encargos a menudo para Vogue y Vanity Fair, y retrataba asiduamente a las celebridades de Hollywood.

Cecil Beaton no fue especialmente mañoso en el dominio de la técnica (De pequeño, su niñera le enseñó la técnica básica para fotografiar y revelar, y eso fue todo), pero era sin duda excepcional en su pasión y comprensión artística de la escena. Tanto es así, que el trabajo de Angus McBean y David Bailey (dos de los mejores fotógrafos de su época) se vió claramente influenciado por las obras de Beaton, y quién sabe cuántos otros en la actualidad.

Jean Shrimpton
Marylin Monroe
Charles James Gowns, 1948

por Suki Dhanda para the Observer

David Lachapelle

La crítica social se debate con la locura y el surrealismo en las imágenes de David LaChapelle. Se dice de sus obras que el observador encuentra en ellas sus más ocultos delirios: como el espejo que en lugar de reflejar, descubre. Empezó su andadura en las galerías de arte de Nueva York de los 80, y hoy día es el más célebre entre las celebridades: Michael Jackson, Madonna, DiCaprio y hasta Hillary Clinton ya forman parte del universo colorista de LaChapelle.

Como ocurre con otros grandes artistas de la fotografía, ha abierto sus brazos a la imagen en movimiento, y ahora el mundo es un poco más "LaChapelle" gracias a los spots que dirige. Su lugar de reposo favorito es la selva Hawaiana donde vive, y dios sabe qué más.


Autoretrato para Lavazza

Ellen von Unwerth

Empezó como modelo, y diez años después Ellen von Unwerth decidió saltar al otro lado de la cámara. Su carrera se lanzó cuando fotografió a Claudia Schiffer en su primera campaña para Guess; quizá fueran compañeras en algún desfile! Lo cierto es que su visión sensual y espontánea de la mujer y su estilo característico la llevó a ganar en 1991 el International Festival of Fashion Photography, pero no ha parado desde entonces: Por ejemplo, con portadas para discos de Britney Spears, Dido, Christina Aguilera o Rihanna, Kylie Minogue y publicaciones en Vogue, Vanity Fair, Interview ...


Autoretrato

Erwin Olaf

Se inició en la fotografía estudiando fotoperiodismo, quizá por eso hay quien ve en las fotografías de Erwin Olaf una vertiente provocativa y crítica: Nos gustan las fotos que nos hacen pensar. Y además, Erwin lo hace a veces con un toque humorístico.

Levi's, Microsoft, Nokia, Diesel, Heineken y también incontables galerías y salas de exposición han sucumbido ya al ingenio de este tipo tan fotogénico. Dicen que una vez retiraron una de sus fotos de un concurso por no contener desnudo.


por David Soria

Eugenio Recuenco

Muchos han visto la luz gracias a las fotos de Eugenio Recuenco. Para este artista y su equipo, la clave de la creación es traer con éxito el arte de la expresión con la imagen al lúgubre territorio de lo comercial y de los resultados trimestrales, más o menos lo que cualquier otro artista de éxito habrá luchado en un momento u otro, suponemos. Aquí tienes un artículo especial sobre Eugenio Recuenco con más ejemplos de su trabajo.

Las marcas que pagan las superproducciones quieren "pintar" de arte sus campañas para que tengan éxito. Eugenio y su equipo pintan de marca todo aquello que tocan, y ahora marcas como Loewe, Nina Ricci, Mango, Freixenet, L'Oreal, Yves Saint Laurent, Gaultier o Lavazza ya no son sólo marcas, sinó también iconos del arte de la imagen.


Autoretrato, 1965

Guy Bourdin

Nacido en París en 1928, adoptado, militar en la fuerza aérea francesa: Un pionero de la fotografía de moda que se codeó con el mismísimo Man Ray. Gigantes de la moda como Loewe, Gianni Versace, Vogue o Harper's Bazaar despuntaron en su época gracias a la visión de artistas como Guy Bourdin (Aunque durante un tiempo se hizo llamar Edwin Hallan)

Otro reconocido fotógrafo de moda, Jean-Baptiste Mondino, fue condenado a pagar 600.000 dólares por copiar algunas de las fotografías de Guy en el videoclip de la canción "Hollywood" de Madonna. ¿Te pica la curiosidad? Aquí hay una comparación de las imágenes plagiadas. Que nadie se meta con Bourdin!


Autoretrato

Helmut Newton

La contribución de Helmut Newton a la fotografía de moda no necesita presentación. Con una Kodak y una Rolleicord en la maleta, emigró de Alemania a Singapur como refugiado y consiguió su primer trabajo de fotógrafo en un periódico a los 18 años. Le despidieron al poco tiempo, parece que sus fotografías no gustaron mucho.

Su visión artística del cuerpo de la mujer y su obsesión por la captura de la belleza, el glamour y la seducción pueden clasificarse sin miedo como pioneros en su campo: La aparente espontaneidad de algunos de sus trabajos es para muchos la manifestación más clara del arte de Helmut Newton, un idealista de la belleza.

June Newton, mujer de Helmut, grabó y dirigió el documental "Helmut Newton by June", una joya imprescindible donde verás trabajar al fotógrafo que cambió la fotografía de moda para siempre.

Él dijo: "Una buena fotografía de moda debe parecer cualquier cosa menos una fotografía de moda: un retrato, una foto de recuerdo, una de paparazzi ..."


por Statis Orphanos

Horst P.Horst

En la época dorada del pensamiento Avant-garde, el Art Decó y el surrealismo, Horst P.Horst despuntó como pocos entre las mentes brillantes de los fotógrafos que por aquél entonces trabajaban en lo que hoy podriámos llamar "las raíces" de la fotografía de moda.

En sus inicios, retrató entre otros a Bette Davis y a Cole Porter. Se hizo amigo de la mismísima Coco Chanel, y fué fotógrafo de la firma durante 30 años. Le encantaba la preparación al detalle de sus fotografías: Utilizaba mucho equipo de iluminación (a menudo 4 spots, uno apuntando abajo desde el techo), y se dice que siempre encargaba a otros artistas el revelado, ampliación y copiado de sus fotos; no debía gustarle mucho la soledad del laboratorio. Se dice que a Marlene Dietrich no le hizo gracia la iluminación que Horst preparó para su retrato, pero cuando vió el resultado final cambió de opinión. Uno puede confiar en Horst.

Lisa with Turban, 1940
Round the Clock II, 1987
The Mainbocher Corset, 1939

Autoretrato

Irving Penn

El retrato es algo que une a la mayoría de fotógrafos de moda. Si el retrato es la forma de fotografía que más profundiza en la persona, podría decirse que Irving Penn supo traer esta misma esencia a la fotografía comercial de moda mejor que ninguno. La tendencia en su obra a destacar el sujeto con fondos casi siempre neutros no es fortuita (o quizá sí, tal como él mismo reconoció): Las personas parecen estar más presentes en las fotos de Penn; no sólo para capturar su estética, sino también para cautivar la mente del observador en un modo en que el mensaje parece surgir del modelo, y no de la imagen.

Al más puro estilo del fotógrafo peliculero neoyorquino, se casó con una de sus modelos, Lisa Fonssagrives, añadiendo así otro motivo a la lista de excusas para convertirse en fotógrafo de moda. Como todos los grandes, fotografió a la "VIP people" hasta la saciedad: Desde presidentes de EEUU, hasta desnudos de Kate Moss y a Truman Capote (vestido)

Se dice que fué el primero en utilizar una esquina falsa en ángulo muy agudo como fondo para las fotografías, así que si alguna vez se te ocurre utilizar un fondo así, ya no podrás decir que fue idea tuya. Aunque copiar a los grandes no está mal visto.

Una vez dijo: "Una buena fotografía es la que comunica un hecho, toca el corazón, deja al observador cambiado por haberla visto. Es, en una palabra, efectiva"

Lisa Fonssagrives por Irving Penn
Pablo Picasso
Top models of the 40s

Javier Vallhonrat

Que las viejas glorias no te engañen: La moda ha cambiado, y el arte debe estar abierto a nuevos puntos de vista: Javier Vallhonrat aún no es una vieja gloria, pero lo será.

Un uso exquisito del color, estilismos, posados y sensaciones equilibradas. Vallhonrat huye de la fotografía de moda convencional para explotar por su cuenta la esencia más controvertida de la moda, la dualidad moda-realidad. Y lo consigue: el espectro de su obra es homogéneo, fiel a sus principios. Seguro que hay algo en la cabeza de Vallhonrat que está en todas sus fotos para que nosotros lo meditemos. Y seguro que ya lo hemos visto sin darnos cuenta.

Dijo: "La fotografía es el reflejo de nuestras propias contradicciones"


Autoretrato

Jean-Baptiste Mondino

Mondino para los amigos, un misterioso fotógrafo francés que oculta siempre su cara en los autorretratos. Como ha ocurrido con otros grandes artistas, sus fotografías trascendieron la tiranía de la publicidad comercial y de la creatividad prefabricada hace tiempo: El obturador de mondino no sólo ha dejado huella en campañas publicitarias de las más prestigiosas firmas de moda, sinó también en multitud de videos musicales para algunos ídolos como David Bowie, Sting, Chris Isaak, Björk o la mismísima Madonna, con uno de cuyos vídeos tuvo precisamente algunos encuentros con la justicia después de que el hijo de Guy Bourdin les demandara por plagiar algunas de sus obras.

Nosotros queremos a Mondino y a Guy Bourdin por igual, así que nos quedamos con la idea de Picasso: "Los buenos artistas copian, los grandes roban."

Ésta es la primera parte de una serie de artículos sobre buenos fotógrafos de la historia, síguenos en facebook o en twitter para estar al tanto cuando se publiquen las siguientes partes!
Utilizamos cookies con respeto. ¿Qué es una cookie?